Evolucionar o morir, y este título con ese nombre ha tenido que tomar nota y dar el paso.  Afortunadamente para Turtle Rock, se ve que es lo que esperaba la gente que tras tener una media de poco más de una centena de jugadores diarios ha pasado a más de 40.000, en lo que supone un incremento de un 25.000%.

Cabe decir que estamos solo ante la beta, y aun falta una versión definitiva de este free-to-play, de la misma forma que aun quedan por ser recompensados los antiguos poseedores del título, a los que se les recompensará con contenido diverso.

Solo falta esperar la versión de consolas, en las cuales aun no se ha comentado si también disfrutarán de este modelo de negocio.