Siempre es bonito recordar el pasado, incluso muchas veces no nos damos cuenta de que aquello que jugamos lo hicimos hace casi 20 años y echarle una nueva partida podría ser cuanto menos contraproducente si pensamos en lo que estimabamos al producto clásico y lo posiblemente mal que ha envejecido. 

En este caso no podemos decir abiertamente que Ninja Gaiden, el hack and slash, no el plataformas clásico, haya envejecido mal pues ya en su momento era un portento técnico y jugable, pero es cierto que ha sido una saga que no ha sido excesivamente pródiga y las revisiones que ha tenido no han sido especialmente espectaculares, más bien todo lo contrario, se considera que Ninja Gaiden Sigma y Sigma 2 le hicieron más mal que bien a la saga y el dicho de «no siempre más es mejor» se da en estos casos.

Pero para empezar, pese a que el anuncio fue llamativo y de primeras muchísimos fuimos los que quisiemos pasar por caja, cuando poco despues confirman que no exisitirá edición física PAL y que en los siguientes días se confirmaba por boca de la propia Tecmo Koei que ya no poseian el código ni de Ninja Gaiden 1 ni de su secuela, y que solo disfrutariamos de las ediciones Sigma, la verdad es que el golpe de realidad se convirtió en un bajonazo absoluto.  Aun así, esperariamos a ver lo que se habían trabajado y que es lo que ibamos a obtener despues de tan corta espera…

Y el resultado la verdad es que se ha traducido como algo triste e incluso barato, parece incluso que fuera una pequeña excusa para ver cuanta gente continua atenta a la saga y ver si merece la pena trabajar en una nueva entrega, todo ello obviamente sin arriesgarse demasiado.  Por un lado solo se ha aumentado la resolución hasta los 4K y los 60 fps, obviamente en Switch hablamos de otros valores.  Por ahí no nos esperábamos más, pero es que globalmente no han arriesgado más de lo necesario en los tres juegos que se incluyen.

Ninja Gaiden Sigma – Es la segunda revisión, aparecida para Playstation 3 y Ps Vita, incluía un nuevo personaje, nuevos jefes, armas y tipos de enemigos pero se recortó en puzzles, lo nuevo no compensaba a lo que había y eso sin contar las mejoras de la revisión de Ninja Gaiden Black, que estaban por encima de estas.  Como curiosidad la edición Black es retrocompatible y los usuarios de Xbox podrán disfrutar de ella, cosa que podrían haber incluido en su edición o incluso crear una especialmente para los usuarios de Microsoft, que en su momento fue la plataforma original de estos juegos.

Con Ninja Gaiden Sigma 2, título de los comienzos de Xbox 360, se apostó por darle mayor calidad gráfica y para ello sacrificar a la cantidad de enemigos en pantalla, esto provocó que el equilibrio del propio juego se descompensase y por tanto, lo que en principio debería ser mejor en lo técnico, resultó empeorar bastante.  A eso hay que sumarle que se suavizó toda la sangre del juego, pero las mejoras no compensaron al original.

Y es que el único que realmente si incluye su mejor revisión es la de Ninja Gaiden 3: Razor’s Edge, ya que la primera versión tuvo tantas críticas que fue vapuleado por los fans más recalcitrantes y en esta revisión se trabajó para equilibrar y mejorar muchísimo el juego, cosa que por suerte, consiguieron.

En fin, esta trilogía sigue siendo gran opción para los que no pudieron disfrutarlo en su día, y Tecmo Koei sigue implicada en mejorarla, tanto es así que en estos momentos se ha anunciado nuevas resoluciones para las versiones de PC, pero nadie puede negar que el producto final dista de ser lo que podría haber sido, un gran homenaje a una trilogía esencial y dificil como es Ninja Gaiden.

 

Análisis - Ninja Gaiden: Master Collection
Un pequeño lavado de cara y 40 euros por tres títulos que marcaron su momento, de primeras no parece del todo mal pero la realidad es que este "Collection" parece como un globo sonda para saber si la saga aun tiene posibilidades en un futuro cercano, todo ello sin arriesgar demasiado.
70%Ninja Gaiden: Master Collection
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0%