En nuestras citas anuales ya hace tiempo que nos desprendimos de grandes vacas sagradas como Fifa y Nba 2K, a veces se hace difícil, ya no por el género, sino por las novedades poder hablar de un producto sin que la reseña parezca un copy-pega de lo que un año atrás pasó por tus manos.  En mi caso personal soy el único encargado de estas experiencias y yo alegre por ello, ya que aunque soy muy fan de la conducción de la mano de Milestone, como también pudiera serlo de Codemasters, cuya experiencia actual pasa por manos de Electronic Arts, uno de esos estudios elegidos para trabajar sobre un mismo género y afinarlo como el que templa un filo a martillazos.

En este caso nos toca motos, y volvemos al gran premio de MotoGP, con la principal novedad de que una nueva generación anda entre nosotros y muchos son los fans del motor.  Desde 2013, Milestone tiene los derechos de una licencia que ha pasado por manos de Capcom, THQ y Namco, y por derecho propio se ha encargado siempre de ampliar las opciones y los modos de juego, aunque en este caso y con tantas opciones disponibles las novedades vienen más bien por otro lado, aunque comentaremos más adelante, son decisiones aplicables pero no obligatorias para el juego, y convertirlo en una experiencia más realista.

Con el modo Trayectoria como base, tendremos una campaña en la que el fin es obviamente el campeonato, y todo desde la base del equipo, por lo que tendremos que fichar a nuestros componentes y miembros del equipo, trabajar en cada carrera mientras conseguimos financiación y más detalles que nos acercan de una forma obviamente muy simplista pero completa, la sensación de estar al mando de tu propio equipo, y lo vuelve a conseguir con pocos cambios con respecto al año pasado en esta modalidad.

Entre otros modos disponibles, tenemos el contrarreloj, el Gran Premio, el modo Campeonato y una modalidad online que al parecer, lo digo porque la versión reseñada es de Playstation 4 y no incluye crossbuy con Playstation 5, en las ediciones de nueva generación tenemos acceso a partidas de 22 jugadores mientras en que en las anteriores generaciones llegamos a los 12.

El modo foto también está disponible y os lo aseguro que lo usareis muchas veces para captar una de las novedades del juego, la activación de caída de la moto, y es que en grandes impactos veremos que nuestro piloto se alejará de la moto y lejos de aparecer directamente en la misma, tendremos que ir a por ella con todo el tiempo que esto nos sumará al cronómetro.

La conducción sigue los patrones de la simulación, con posibilidad de desactivar diferentes ayudas para la estabilidad del vehículo, la simulación de los diferentes componentes cumple enormemente su función.  Si vienes de otra entrega quizás no notes demasiadas diferencias, no las hay, o no al menos que se pueda señalar activamente.  Sigue siendo un titulo completo y complejo.  

En lo técnico, el juego cumple sin ser espectacularmente brutal, volvemos a lo mismo que indicamos antes, hemos jugado a una versión de la pasada generación y no podemos disfrutar de uno de sus puntos fuertes que son los tiempos de carga reducidos y la resolución junto a los fps.

En definitiva, estamos ante un título que contenta y permanece correcto para los fans del género y la competición, sin destacar para bien ni para mal.  Imprescindible para entusiastas y quizás no tanto para el jugador casual.

Análisis - Moto GP 21
Un juego para un público y un público para un juego. Milestone vuelve a hacer lo que sabe hacer pero no se esfuerza por romper, mejora un poco más la fórmula pero el título se convierte en uno más dentro de las anualidades de la saga.
  • Mejora las bases del título
  • La posibilidades de personalización
Lo malo
  • Pocas novedades
  • El multi local sigue ausente
75%Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0%

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.