A poco que te interese mínimamente el mundillo de los shumps, la franquicia Darius se convierte en una de esas a tener en cuenta, ya sea por la longevidad de la misma que se remonta casi a treinta y cinco años, sino además por las diferentes secuelas y versiones que han llegado a lo largo del tiempo y se han ido adaptando a los diferentes formatos gracias a la gente de Taito

A todo hay que sumar entregas que han aparecido de manera paralela y subsagas con tirón como Sagaia, si encima dentro de la ecuación sumamos este momento donde renacen numerosas de estas entregas, quizás podríamos decir que vivimos en un momento muy dulce para los amantes del género sobre todo porque aunque las auténticas novedades están contadas con los dedos de las manos, si vemos como ciertas compañías se atreven a reeditar entregas que no salieron en tierras europeas cómo es el G-Darius que nos toca.

G-Darius HD es una revisión del clásico del 97, aparecido originalmente en 1997, llegó primero al mundo de los arcade y posteriormente tuvo una versión en la primera Playstation.  Como tocaban los tiempos, esto se traduce en que el juego necesariamente hacía uso del 3D, pese a que la jugabilidad era la de un scroll horizontal clásico en 2D, y quizás es eso lo que ha salvado a esta entrega frente a tantos intentos de otras sagas a pasar a un 3D en esos tiempos donde impresionaba, pero donde posteriormente no convencían.

Si lo ubicamos dentro de la saga, es la cuarta entrega aunque como siempre, son juegos donde la trama argumental es una delgada linea para marcar un estilo más que para dar una continuidad.  En el juego disfrutaremos de ideas aparecidas en anteriores entregas como las Capture Ball, que nos permite poder capturar enemigos para usarlos como acompañantes y las clásicas posibilidades de disparos.  Todo a lo largo de 15 niveles no demasiado largos donde disfrutaremos de enfrentamientos contra bosses que serán la pieza protagonista de cada etapa.

Aunque la principal novedad de esta entrega es la revisión en alta definición, es cierto que podría estar más afinado y más para un producto que realmente no explota las capacidades de la consola y que hará que tengamos alguna caída puntual de fps, pero nada extremadamente grave, aguanta a nivel artístico e incluso sigue asombrando a través del tiempo.

Sobre el juego en si poco hay que decir, dentro de la saga se considera como una de las entregas más notables y es un capricho para muchos poder disfrutarlo a nivel portátil en Switch o de manera más clásica con Playstation 4, la diversión y la propuesta sigue siendo muy válida, y aunque obviamente no está en un top cinco del género, es una oportunidad para disfrutar lo que allá por finales de los noventa, solo podíamos hacerlo de manera no oficial.

Análisis - G-Darius HD
Un regalo a precio reducido, que nos llega de manos de Tesura Games, si bien no innova brutalmente con respecto al original, la base es sumamente válida como para pasar eso por alto.
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0